AUTOMATIC WASTE SYSTEM
El sistema consigue automatizar la recogida de residuos.

El usuario introduce los residuos en estaciones de carga, colocadas en puntos estratégicos del barrio o en el interior de los edificios. Dichas bolsas de basura viajan a través del transporte neumático por una red de tubos hasta la central de recogida. Este sistema funciona con una serie de turbinas que generan un flujo de aire que conduce los RSU hacia la central de recogida. Los residuos viajan a una velocidad de 70 km/h recorriendo incluso 2 km antes de llegar al punto de recogida centralizado. En el interior de la central un ciclón separa el aire necesario para el transporte de los residuos, mientras que una máquina compactadora reducirá drásticamente su volumen.
Filtros de carbón activo (para la eliminación de los malos olores) y filtros de aire para polvos finos tienen la misión de depurar el aire utilizado en el transporte antes de devolverlo a la atmósfera. Los residuos compactados se introducen en contenedores que serán recogidos periódicamente por vehículos especiales. La central de recogida, donde están localizados todos los dispositivos que controlan el funcionamiento de la planta, puede estar enterrada o al aire libre, ya que se integra fácilmente con el contexto urbano. Se trata de una construcción cuyas dimensiones dependerá del número de viviendas y de los diferentes tipos de residuos a los que abastece.
galerìa imagenes

características
TUBOS DE ACERO INOXIDABLE, 500 MM DE DIÁMETRO
VELOCIDAD DE TRANSPORTE DE HASTA 70 KM/H
SISTEMA COMPUTERIZADO PARA EL SEGUIMIENTO DE LOS RESIDUOS
GESTIÓN DE VARIOS TIPOS DE RESIDUOS
MODULARIDAD Y PERSONALIZACIÓN
beneficios
ELEVADOS NIVELES DE HIGIENE
REDUCCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA
OPTIMIZACIÓN DEL RECICLAJE
SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL
VALORIZACIÓN DEL DECORO URBANO
REDUCCIÓN DE LOS TIEMPOS DE RECOGIDA
MENOR COSTE DE MANTENIMIENTO
COMODIDAD PARA EL USUARIO
MAYOR VIABILIDAD
video